Que estilo de liderazgo y gestion debe tener un director

4 estilos de liderazgo

Gracias a las expectativas claras que ofrece un estilo basado en los resultados, se eleva la moral de los empleados, mejora la lealtad y aumentan los niveles de compromiso. A los empleados les resulta más fácil confiar en los directivos basados en resultados cuando tienen objetivos de rendimiento específicos que medir.

En este estilo de gestión, se espera que los equipos sigan porque esta forma de liderazgo permite a los directivos hacer lo que consideren necesario para alcanzar un objetivo. Con este estilo, un directivo hábil puede dirigir con éxito una empresa porque hay menos personas al mando.

Entre las ventajas de adoptar este estilo de gestión figuran la estructura y la disciplina entre los equipos. Cuando hay que realizar tareas urgentes y urgentes, los directivos autoritarios toman decisiones basadas en pasos lógicos para llevarlas a cabo.

Los líderes que adoptan este estilo son innovadores y aceptan ideas y conceptos de sus equipos. Tratan de implicar a otras personas en los procesos y decisiones empresariales de su organización.

Un estilo de dirección basado en el coaching puede caracterizarse por la forma en que promueve las asociaciones y la colaboración. Este estilo tiene menos que ver con la jerarquía que se encuentra en la mayoría de los estilos de gestión y más con dar paso a la creatividad y la motivación.

  Que es un liderazgo autentico

Estilos de dirección y gestión en la empresa

Cuando era niño, algunos de mis entrenadores de béisbol eran de las personas más despiadadas y exigentes que he conocido. Utilizaban el miedo para llevar a mi equipo a nuestros límites físicos y emocionales, nos intimidaban con crueles ultimátums y no parecían preocuparse realmente por nosotros como personas. Hacían todo lo posible por ganar y nos castigaban cuando no lo conseguíamos.

Pero al final de mis últimas prácticas, me di cuenta de que nunca había tenido miedo a fracasar en el mundo laboral porque mis jefes eran todo lo contrario de mis entrenadores. Eran pacientes, comprensivos y, sobre todo, amables. Parecía que se preocupaban por mí tanto como por su trabajo, aunque hay mucho más en juego en la oficina que en un campo de béisbol de instituto.

Aunque mis jefes me han tratado bien, sigue habiendo jefes que son como algunos de mis entrenadores de béisbol: miedosos, intimidatorios y mezquinos. Estas tácticas pueden producir resultados a corto plazo, pero, a largo plazo, lo único que conducen es a empleados descontentos, resultados decepcionantes y un alto índice de rotación.

Ejemplos de estilos de dirección

Las personas tienden a emplear estilos de liderazgo arraigados en sus preferencias, personalidades y antecedentes innatos. Esto no es malo; saber qué estilo de liderazgo funciona mejor para uno mismo forma parte de ser un buen líder. Pero ceñirse rígidamente a un estilo puede frenar el crecimiento de la empresa y de los empleados. Para mejorar la eficacia del liderazgo, es fundamental desarrollar un estilo maleable que integre diversas técnicas de liderazgo y se adapte a las nuevas situaciones que vayan surgiendo.

  Ejemplos de liderazgo orientado a la tarea

Los líderes autocráticos, también denominados autoritarios, establecen una visión clara de un objetivo final y de cómo alcanzarlo. Fijan directrices específicas y expectativas claras sobre qué, cuándo y cómo deben hacerse las tareas. Tradicionalmente, estos líderes esperan que los demás acepten sus instrucciones al pie de la letra y actúen en consecuencia inmediatamente.

Los líderes autocráticos no son necesariamente “sabelotodos” que se consideran por encima de sus compañeros. De hecho, suelen estar muy centrados en lograr resultados eficientes mediante acciones establecidas que creen que redundan en beneficio de la empresa. En algunos casos, un líder autocrático puede tomar decisiones con un pequeño grupo de compañeros de confianza.

Definición de estilo de dirección

Este artículo ayudará a su organización a mejorar la comunicación entre directivos y empleados, mejorar el proceso de contratación de directivos y establecer vías de formación para que los directivos desarrollen los estilos de dirección más adecuados para su organización.

Al comprender mejor los estilos de dirección, su organización puede crear y aplicar directrices para el tipo de directivos más adecuados, lo que redundará en empleados más comprometidos, menor rotación y mejores resultados empresariales.

  Tablon en blanco liderazgo del futuro

Los directivos vigilan de cerca a los empleados, microgestionando su rendimiento sin confiar en que sus empleados puedan alcanzar sus objetivos sin una supervisión directa y constante. Este tipo de directivos creen que sin esta supervisión, los empleados no funcionarán con éxito.

Los aspectos negativos del estilo de gestión autoritario son el aumento de la insatisfacción de los empleados, lo que provoca una mayor rotación, resentimiento, falta de desarrollo profesional y de compromiso de los empleados, y la formación de una mentalidad de “nosotros” contra “ellos” entre empleados y directivos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad