Como fue el liderazgo de nelson mandela

Ensayo sobre el liderazgo de Nelson Mandela

Cuando pensamos en líderes, solemos imaginarnos a alguien con carisma, voz atronadora y fuerte personalidad. Un extrovertido capaz de vender su causa o su empresa tanto como a sí mismo. Sin embargo, como demostró el estilo de liderazgo del difunto presidente Nelson Mandela, un introvertido puede ser el mejor líder de todos.

A menudo se asume que los líderes son extrovertidos, pero el ex Presidente Mandela demuestra lo contrario. A lo largo de su famosa autobiografía, Long Walk to Freedom¸ comparte incidentes que muestran su lado más introspectivo e introvertido.

Recordando su yo de nueve años, habla de un claro contraste entre él y su compañero más cercano, Justice. Justice era hijo del jefe de una tribu local: “Justice y yo nos hicimos amigos, aunque éramos opuestos en muchos aspectos: él era extrovertido, yo introvertido; él era desenfadado, yo serio”. Al recordar su época en el Healdtown College, en la Provincia Oriental del Cabo, dice: “Disfrutaba de la disciplina y la soledad de las carreras de larga distancia, que me permitían escapar del ajetreo de la vida escolar”. Y más tarde, como joven asistente jurídico en Johannesburgo, explica cómo su temprana implicación con el CNA fue lenta y deliberada. Reflexiona: “Fui como observador, no como participante, porque creo que nunca hablé. Quería entender las cuestiones que se debatían, evaluar los argumentos, ver el calibre de los hombres implicados”.

  Personajes con liderazgo laissez-faire

Citas sobre el liderazgo de Nelson Mandela

Con motivo del centenario del nacimiento de Nelson Mandela, encargamos a Mandla Langa que reflexionara sobre el legado de Madiba cinco años después de su fallecimiento. Langa es un reconocido autor de ficción y no ficción, y en 2017 se asoció con la Fundación en el libro Dare Not Linger: The Presidential Years, un relato de la presidencia de Madiba entre 1994 y 1999. El ensayo suyo que se publica aquí interpreta la vida de Madiba en relación con los contextos local y mundial.

Casi todo el mundo que conoces tiene una historia sobre Mandela; a veces no tanto sobre lo que hizo como sobre cómo les hizo sentir. Era autocrítico con su fama, bromeando, por ejemplo, sobre su encuentro con una pareja en Nassau en 1991, cuando era invitado de Chris Blackwell. Un ciclista casi se cae de la bicicleta al ver a Mandela. Llamó a su mujer y le dijo: “Cariño, éste es el Sr. Mandela”. Poco impresionada, la esposa respondió: “Sí, eso he oído… ¿pero por qué es famoso?”.

La pregunta más pertinente, que sigue sin plantearse a lo largo de la valoración de la vida de Nelson Mandela, es: ¿qué tenía que le hizo ganarse la simpatía de la gente de todo el mundo, a veces hasta el punto de rozar la histeria? Los sudafricanos dicen que les hizo sentirse vivos; otros, incluso admiradores de todas partes, disfrutaron de su sol reflejado y empezaron a conectar con la política de su tierra porque, según ellos, de repente existían todas esas posibilidades. Fue a través del mundo de los artistas -los poetas mencionados anteriormente- como Mandela cobró aún más vida en el imaginario público.

  Master planificacion gobernanza y liderazgo territorial

Cómo se convirtió en líder Nelson Mandela

Hace poco vi un documental sobre cómo Nelson Mandela, una vez elegido presidente de Sudáfrica, utilizó el equipo nacional de rugby para unir al país. Su historia, por supuesto, es legendaria. Luchador incansable por la igualdad racial, encarcelado durante 27 años y, una vez liberado, elegido presidente del país, en lugar de centrarse en ajustar cuentas y obtener represalias, se dedicó a sanar y unir al país.

Después de ver el programa, me pregunté: ¿dónde está nuestro Nelson Mandela? Tenemos una falta flagrante de verdadero liderazgo en el escenario mundial. No se me ocurre ningún líder mundial que muestre grandeza e inspire devoción. También creo que la falta de liderazgo existe a nivel de las organizaciones locales. En mis más de 40 años como vendedor profesional, he trabajado directamente para unas 25 personas, e indirectamente para muchas más. De todas esas personas, puedo contar con los dedos de una mano a los que considero verdaderos líderes. El resto eran gestores del negocio. En mi coaching ejecutivo, cuando comparto esto con mis clientes, invariablemente me dicen que han tenido la misma experiencia.

Nelson mandela estilo de liderazgo pdf

Nelson Mandela fue presidente de Sudáfrica entre 1994 y 1999, pero su impacto como líder transformador perdurará durante incontables décadas. En primer lugar, Mandela fue un líder fantástico porque apreciaba el poder de los símbolos y la persuasión moral de los actos genuinos de bondad. Siendo un servidor de los demás y realizando actos sencillos y aleatorios de bondad hacia los demás, Mandela sirvió de inspiración tanto a sus subordinados como a otros líderes. Su recurrente énfasis en el perdón también fue increíble. Tras salir de la cárcel, dijo: “Ahora trabajo con la misma gente que me metió en la cárcel, persiguió a mi mujer, acosó a mis hijos de una escuela a otra… y yo soy de los que dicen: Olvidemos el pasado y pensemos en el presente”. Esta forma sobrenatural de abnegación y perdón sigue inspirando a otros y transformando las opiniones de la sociedad. Siguió siendo un ejemplo de reconciliación y visión para sus compatriotas. No sólo puso el listón alto, sino que también esperaba que sus subordinados estuvieran a la altura. Les proporcionó el apoyo que necesitaban para lograr grandes cosas.

  Definicion de liderazgo participativo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad