Caracteristicas del liderazgo paternalista

Liderazgo de laissez-faire

Un líder paternalista fomenta un ambiente de trabajo agradable, en el que los empleados ven a sus compañeros como de la familia. El estilo de liderazgo paternalista concede gran importancia a las necesidades de los empleados y de la organización.

Los profesionales que emplean el estilo de dirección paternalista se preocupan por los intereses de sus trabajadores. Tratan a sus empleados e incluso se refieren a ellos como si fueran de su familia. Esperan confianza y lealtad por encima de todo.

El estilo de dirección paternalista implica que los líderes tomen decisiones unilaterales. Informan a los empleados de que quienes toman las decisiones actúan desde una posición de competencia y legitimidad. Se espera que los empleados confíen en las decisiones de sus líderes y no las cuestionen.

Ventajas e inconvenientes del liderazgo laissez-faire

De qué se trata:  El liderazgo paternalista es un enfoque de liderazgo en el que el líder ve a los subordinados como una familia. Los líderes esperan que los subordinados sean leales y obedientes controlándoles y protegiéndoles. Es un enfoque paternal, en el que el líder intenta proteger a los subordinados al tiempo que les anima a crecer y ser independientes. Los líderes se preocupan por sus subordinados. Prestan atención a sus subordinados y los mantienen contentos y motivados. A la hora de tomar decisiones, tienen en cuenta lo mejor para sus subordinados.Publicidad

  Que significa liderazgo en una empresa

Aunque pueda parecer positivo, este estilo de liderazgo puede no adaptarse a todas las situaciones. Por ejemplo, los subordinados pueden percibir al líder como demasiado entrometido porque tiene una gran autoridad e influencia en la organización, como lo que un niño piensa del padre: lo que un padre considera lo mejor no es necesariamente lo mejor según el niño.

Varios puntos caracterizan el liderazgo paternalista. En el modelo teórico, este estilo de liderazgo se basa en tres dimensiones: benevolencia, disciplina y autoridad, como proponen Farh y Cheng.

Liderazgo autocrático

La innovación es el principal motor del desarrollo de China como potencia económica moderna. Este estudio examina el impacto del liderazgo paternalista en la innovación, proponiendo un modelo teórico que utiliza las tres dimensiones del liderazgo paternalista (es decir, benevolencia, moralidad y autoritarismo) como variables independientes, la desviación constructiva como variable mediadora y el rendimiento de la innovación como variable dependiente. Los resultados empíricos mostraron que el liderazgo benevolente y moral tiene un impacto positivo en el rendimiento de la innovación, mientras que el liderazgo autoritario tiene un impacto negativo. La desviación constructiva de los empleados tiene un impacto positivo en el rendimiento de la innovación. El liderazgo benévolo y moral tiene un impacto positivo en la desviación constructiva de los empleados, mientras que el liderazgo autoritario tiene un impacto negativo en la desviación constructiva. Además, el liderazgo benevolente y moral tiene un impacto positivo en el rendimiento de la innovación a través de la desviación constructiva de los empleados, mientras que el impacto del liderazgo autoritario es negativo. En la práctica, los líderes deben reconocer que la desviación constructiva es un arma de doble filo y guiar a los empleados para que adopten un comportamiento de desviación constructiva razonable, creando así entornos organizativos sólidos para fomentar la innovación, eliminar barreras y beneficiarse del impacto positivo de la desviación constructiva de los empleados para mejorar el rendimiento de la innovación.

  Tablon en blanco liderazgo del futuro enfermera de practica avanzada

Liderazgo delegativo

¿Cuál es su primera reacción ante el concepto de liderazgo paternalista? Si eres nuevo en el concepto y procedes de una cultura individualista, como Estados Unidos, Canadá, Australia o muchas naciones europeas, es posible que descartes la idea de plano. Al fin y al cabo, el paternalismo connota un liderazgo vertical, un punto de vista anticuado y excluyente, centrado en el hombre, y un autoritarismo estricto. Ninguna de estas cualidades parece compatible con el tipo de liderazgo participativo, la inclusión y la autonomía de los empleados que tantas organizaciones y líderes persiguen hoy en día.

En un artículo publicado en el Journal of Management, Ekin K. Pellegrini, profesor de la Universidad de Missouri-St. Louis, y Terri A. Scandura, profesora de la Universidad de Miami, ofrecen una revisión exhaustiva de la investigación y la teoría sobre el liderazgo paternalista.

  Talento liderazgo far cry 5

Como señalan, la innovadora teórica organizativa Mary Parker Follett compartió en 1933 su creencia de que los directivos que pretenden crear una plantilla productiva y satisfecha deben esforzarse por ser paternalistas y afectuosos. Al situar la cualidad estereotípicamente femenina de la “crianza” junto al paternalismo, Follett promovió un estilo de dirección que reconoce y aprecia a los empleados como personas con intereses, capacidades y preocupaciones que van más allá de sus tareas laborales cotidianas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad